ARDE PICHUCALCO; INCENDIAN VEHÍCULOS Y AMARRAN A DELEGADO DE TRANSPORTE; EL ALCALDE LUIS PÉREZ HUYÓ

Por Agencias SFAS/ Pichucalco, Chiapas.- Integrantes de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), queman autos y destrozan otros más en represalia por la detención de dos carros de esa organización

El responsable de la violencia es el delegado de la Secretaría de Transportes región norte, Víctor Manuel López Camacho, quien según los cioacistas este tipo es conocido por brindarle protección al transporte “pirata” que los concesionarios tienen trabajado en la zona sin ser molestados como ocurre en Reforma.

Hoy por la mañana este funcionario organizó un operativo para la detención de dos camionetas de la CIOAC que prestan el servicio de pasaje de forma irregular hacia la ranchería de Tectuapan partiendo de la cabecera municipal de Pichucalco.

Apoyado por agentes de la Secretaría de Transportes y policías, el funcionario detuvo las camionetas y ordenó que esos vehículos fueran trasladados de manera urgente hacia la capital Tuxtla Gutiérrez.

La acción de Víctor Manuel López desató el coraje de los integrantes de la CIAOC, cuando los choferes y dueños de los vehículos asegurados relataron la forma tan violenta en las que les quitaron las unidades y más cuando contaron como este mismo servidor público tolera carros piratas de los concesionados a cambio de dadivas y regalos para que no los moleste.

Por eso los cioacistas convocaron a sus demás compañeros del transporte de los municipios de Juárez, Solosuchiapa, Sunuapa y del mismo Pichucalco.

Con sus vehículos cerraron los accesos al primer cuadro de la ciudad, estrangulando la circulación y desatando el caos al tomar un taxi del transporte concesionado rociándolo con gasolina para luego quemarlo a un costado del parque, además de dañar otros carros del transporte concesionado.

Luego una turba de la misma organización se dirigió a la calle Independencia de la misma zona centro de la ciudad y con palos destrozaron una panadería y saquearon la casa del delegado de Transporte, además de quemar documentos oficiales.

López Camacho fue cazado por los enojados transportistas luego desnudado y amarrado en el parque de esta localidad donde amenazaron con quemarlo vivo si no regresaban los carros que se había llevado.

Las acciones violentas tomadas por la CIOAC obligó que decenas de comercios cerraran sus puertas, incluido los locales del mercado.

Mientras tanto el palacio municipal cerró sus puertas y el alcalde Luis Miguel Pérez Ortiz huyo del lugar junto con los policías municipales antes de que los amarraran ya que a ese lugar también ingresaron y destrozaron varias oficinas.

La turba también habría agredido al comunicador Raúl Hernández Arteaga por tomar fotos cuando destrozaban todo a su paso y para que borrara las imágenes que tomó privaron momentáneamente de la libertad a su hijo Raúl Hernández.

Al lugar fueron desplegados elementos de la Policía Estatal y ministerial para evitar más daños y ataques contra la población y  se mantienen alertas en espera de actuar en contra de los rijosos pero no les dan la orden de actuar, señalan los uniformados.

Sobre este conflicto el delegado de Gobierno, Robert Torres Bouchot, trata de lograr acuerdos con los de la CIOAC quienes demandan la entrega de la unidades que le quitó la Secretaría de Transportes y se irán del lugar.

Para ejercer más presión, otro grupo de la CIOAC se apostó unos minutos frente al palacio municipal de Juárez y luego se retiraron sin provocar daño alguno.

Finalmente trascendió que los carros que ya se habían llevado a Tuxtla fueron regresados a la altura del municipio de Ostuacán, para ser devueltos a sus propietarios y de esta manera lograr liberar al citado delegado de Transporte.

LA HISTORIA

En Reforma operan de forma irregular 20 taxis y 10 combis del transporte concesionado sin que se les moleste.

En Juárez 10, Pichucalco 19 y muchos más en los demás municipios.