NEGLIGENCIA DEL GOBIERNO MORENISTA DE RUTILIO ESCANDÓN Y EL SECRETARIO DE SALUD, JOSÉ CRUZ CASTELLANOS, EN EL FEMINICIDIO DE LA PASANTE DE MEDICINA MARIANA

 

  • Diferentes federaciones y colegios médicos de Chiapas exigen el esclarecimiento de este asesinato, que inició con el acoso sexual hacia la joven
  • Hoy marcharán para exigir justicia ¡no más impunidad!

 

 

Por Pedro Pablo Jaramillo/Tuxtla Gutiérrez, Chis; Enero 31.- Indignación entre la comunidad médica ante el crimen de la pasante Mariana Lourdes Sánchez Dávalos, que inició que el acoso sexual en su trabajo, y que fue ignorada por el gobierno morenista de Rutilio Escandón y su secretario de Salud, el misógino José Cruz Castellanos, que incluso la tachó de ‘chamaquita conflictiva’

 

Ante esa situación, exigieron el esclarecimiento del caso, al que se sumó por fin la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CEDH), haciendo un enérgico llamado al gobierno de Chiapas para que investigue con perspectiva de género, debida diligencia y exhaustividad, las agresiones sexuales y la muerte en contra de la egresada de Medicina en el municipio de Ocosingo.

En tanto, el gremio médico envió una carta pública al presidente Andrés Manuel López Obrador; al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y al gobernador Rutilio Escandón en la que exigieron la cancelación de la rotación de médicos pasantes en regiones donde el gobierno chiapaneco no pueda garantizar la integridad y seguridad de los egresados.

La Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTS) demandó esclarecer la muerte de la profesionista de 24 años y el cese de todos los funcionarios responsables que pudieran estar involucrados en el caso.

NEGLIGENCIA DE PEPE CASTELLANOS

El sindicato, fue claro al respecto: “El deceso de Mariana evidencia la indiferencia y la negligencia de las autoridades estatales, principalmente del secretario de Salud, José Manuel Cruz Castellanos; de la jefa de Distrito VI Palenque, María Elsa López González, y de la subdirectora de Educación en Salud, Mariana Lazos Salgado, ante el inminente riesgo de muerte de la doctora Sánchez Dávalos, ya que no aplicaron los protocolos de la alerta de género, dejando en total abandono a una víctima que pidió auxilio”.