POLICÍAS ESTATALES DE CHIAPAS FUERON EVIDENCIADOS POR ABUSO DE AUTORIDAD

Compartir en redes...

  • Las víctimas son menores y mujeres a quienes les cuadraron los delitos y les pusieron armas de fuego para consignarlos; señalan al comandante Pozo de la Fiscalía Estatal

Por Agencias SFAS/Tuxtla Gutiérrez, Chis.- Policías estatales de investigación de la Fiscalía General del Estado fueron señalados de represores y fabricar delitos en contra de la población en Coyta. “Son unos delincuentes con uniformes”, acusaron las víctimas, que piden la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador y de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos.

En una denuncia pública, demandaron el cede de los actos de intimidación hacia las víctimas del delito tanto en la Fiscalía de Ocozocoautla y como en Tuxtla Gutiérrez para que puedan levantar las denuncias correspondientes.

Relatan que el pasado 14 de enero fueron a dialogar con las autoridades que llegaron a Coyta y los recibieron a golpes y les dispararon. Cuando fueron a presentar su denuncia en Tuxtla, donde no les atendieron, saliendo de la Fiscalía una camioneta Frontier naranja sin placas los estuvo intentando detener y cuando llegaron a La Pochota, un grupo de la Policía Fronteriza los pretendieron detener.

“Ellos nos golpearon y nos subieron a unas camionetas”, señalan, y fue gracias a la intervención de militares que los bajaron.

Revelaron que durante la agresión pudieron escuchar los nombres de los jefes, entre ellos un tal comandante Molina y otro, identificado como Pozo, este último cuando vio que las mujeres venían a defenderlos, les empezó a disparar.

Compartir en redes...