EVANGELIO DEL LUNES 27/09/2021, MEDITADO POR EL SACERDOTE VENEZOLANO RICARDO BULMEZ

EVANGELIO DEL LUNES 27/09/2021, MEDITADO POR EL SACERDOTE VENEZOLANO RICARDO BULMEZ

 

XXVI Semana del Tiempo Ordinario. San Vicente de Paúl, presbítero, en la Iglesia Católica. Y tiempo de lucha y oración ante la profunda crisis de valores humanos en nuestro tiempo. Somos hijos de Dios, no del poder político ni de ninguna ideología.

Prólogo. @AlbaniCordero:🌹Desde pequeños se nos estimula a lograr 3 elementos: conocimientos, cosas y acciones… Pero no basta saber, tener y hacer, si olvidamos lo más sagrado que nos regaló Dios en su infinita bondad: SER.  Y esa debe ser nuestra conquista. Somos los hijos amados de Dios, hechos a su imagen y semejanza… Así de grande su amor. Dios es tu aliado, te ama, te acompaña y te bendice… siempre.

 

Lunes 27/09/2021. (Lucas 9, 46-50). “Un día, surgió entre los discípulos una discusión sobre quién era el más grande de ellos. Dándose cuenta Jesús de lo que estaban discutiendo, tomó a un niño, lo puso junto a sí y les dijo: “El que reciba a este niño en mi nombre, me recibe a mí; y el que me recibe a mí, recibe también al que me ha enviado. En realidad el más pequeño entre todos ustedes, ése es el más grande”.

Entonces, Juan le dijo: “Maestro, vimos a uno que estaba expulsando a los demonios en tu nombre; pero se lo prohibimos, porque no anda con nosotros”. Pero Jesús respondió: “No se lo prohíban, pues el que no está contra ustedes, está en favor de ustedes”. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

———–

Reflexión. Cuando tú quieres comer pan, vas a un local que está ubicada en un sitio con un cartel, encima de su entrada, que dice en letras grandes “Panadería”. Y los panes se acabarían, no cuando se dejen de hornear sino una vez que el anuncio ya no exista. Cuando ya no se exhiba ni se lea la palabra “Panadería”, o simplemente se observe otra cosa distinta a mis deseos, como “Lavandería”, “Asamblea Nacional” o “Palacio Presidencial”… En estos casos se acabaría el pan, aunque exista a montones. Que nunca se nos olviden las toneladas de alimentos que fueron quemados, con el cartel o título populista y demagógico que indicaba “Venezuela ahora es de todos”… Nadie come con esto. Prefiero un anuncio que exprese vida y actividad como “Arepera”, “Hospital”, “Escuela”, “Iglesia”, “Parque Recreacional”… más que el que publique división, proselitismo y falsos patriotismos… vota por X partido político.

Las palabras no bastan pero son parte de la realidad, la indican y pueden abrir puertas. “El que persevera será salvo”, dice Jesús en Mateo 24,13. El evangelio de hoy nos insiste en lo mismo, porque andamos en lo mismo. Jesús en Lucas 9, 43-45 le dice a sus discípulos que ya de una vez se vayan olvidando de que él podrá ser un rey poderoso; que lo de él es en serio y que en cualquier momento lo pueden crucificar.

Pero los discípulos se pusieron un velo en su mente para no entender. Y saltan con una “discusión sobre quién era el más grande de ellos”. Jesús diría, “estoy a punto de ser crucificado, y ustedes discutiendo sobre quién es el más grande”… o también “me estoy ahogando y te pones a explicarme el agua”. Esto mismo los venezolanos podemos decirle al gobierno que no quiere ceder el turno… “No hay medicinas, ni comida, los niños mueren por falta de atención, el país se está hundiendo y te pones a defender el socialismo que no tiene nada que ver con el bien de todos… lo que tienes que hacer es ocuparte de las necesidades de la población… que para eso te paga”. ¡Ju!… ¡Tic, Tac!… ¡Tic, Tac!

 

En el evangelio de hoy aprendí… Los momentos más felices de nuestra existencia los vivimos cuando éramos niños. En la niñez había espontaneidad, teníamos rabia pero no desprecio, peleábamos pero no nos odiábamos, no había pasado ni futuro, ahora odiamos sin pelear.

Pensamiento del día… Vive tu fe, vive tu religión sin atacar la de los demás. En vez de rivalizar por textos y contextos mezclados con ritos distintos, unámonos para hacer de este mundo un lugar más bello y habitable. Y cada uno con su culto. Como dice el gran Facundo Cabral: “No me toques mi culto, porque yo no te toco el tuyo”. Yo comparo las religiones a  un aeropuerto. Hay distintas líneas aéreas, pero todas van al cielo. Allá nos vemos… todos.

Tarea para la casa… Ubica aquello que tú sabes que te quita paz… La presencia, o el recuerdo, de algunas personas. O el temor de perder algo material y por eso no lo disfrutas… ¿Qué te tomas demasiado en serio? En algunas cosas, que tú sabes, sé como un niño.

Padre Ricardo Bulmez. rbulmez@gmail.com

xxxxxxxxxx