ENFRENTAMIENTO EN VERACRUZ POR EL FISCAL, HERENCIA DEL GOBIERNO CORRUPTO DE YUNES

+AMLO ordena a la Fiscalía General de la República investigarlo

+El gobernador Cuitláhuac García insiste en que debe renunciar por ser cómplice de grupos criminales

 

Por Agencias SFAS/Xalapa, Ver (Agosto 30).- El ataque al bar “Caballo Blanco”, en Coatzacoalcos, atentado que dejó 29 personas muertas hasta el momento, volvió avivar las diferencias que el Fiscal del Estado tiene con el gobierno federal y estatal, que lo han responsabilizado de estar ligado a grupos criminales que han desatado la violencia en el sur de la entidad.

El fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz, a quien impuso el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares (PAN), se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades locales, que por más que actúen contra el delito, no se puede avanzar.

De nada sirve que llegue la Guardia Nacional o se desplieguen miles de elementos de seguridad por todo el territorio veracruzano, si al momento de detener a los delincuentes la Fiscalía General del Estado los pondrá en libertad por ineficiencia o complicidad, señalan.

El ataque al bar “Caballo Blanco”, reavivó los encontronazos y fue el propio Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, quien pidió a la Fiscalía General de la República investigue al funcionario en mención por sus presuntas ligas con el crimen organizado que opera a sus anchas en la región veracruzana.

A su vez, el gobernador Cuitláhuac García exigió la renuncia del funcionario tras lo acontecido en el puerto de Veracruz.

Por cierto, el presidente Andrés Manuel López estará de gira de trabajo este viernes en territorio veracruzano.