PABLO DUARTE, OTRO HAMPÓN QUE BUSCA LA DIRIGENCIA DE MORENA

 

  • Desde el Registro Agrario Nacional en Yucatán, creó una red de corrupción

 

 

Por Isaac Mendiola Z./Mérida, Yucatán.- El partido Morena no sale de una y entra en otra. La disputa por la dirigencia nacional se dará entre puros hampones, que a carretadas de dinero tratan de hacerse del movimiento que construyó Andrés Manuel López Obrador.

Desde Yucatán, Pablo Duarte Sánchez, lanzó su candidatura, un funcionario fuertemente cuestionado por sus ligas con la corrupción, que creó desde su gestión como delegado del Registro Agrario Nacional.

De acuerdo a lo divulgado en medios locales, salió a la luz pública como el pago de la nómina de gran parte de los empleados corre a cargo de empresarios vinculados con el tráfico de tierras ejidales, y los abogados y gestores de éstos gozan de acceso libre a los archivos de la dependencia.

También propician el tráfico de documentos y la “pérdida” de planos de los ejidos, con el fin de beneficiar a los tarratenientes que siguen haciéndose de miles de hectáreas.

Es así, según esos documentos, como Duarte Sánchez, junto con uno de sus funcionarios de mayor confianza, José David López Ocampo, crearon una red de corrupción de empleados al servicio de empresarios y tramitadores.

Las denuncias contra Duarte fueron documentadas, sin embargo, el manto protector sigue causando estragos al equipo de la cuarta transformación, pues tras el informe llegado a oficinas centrales solo lo removieron del cargo y que creen, se registró para ser candidato a la dirigencia nacional, figurando en la lista aprobada por el INE. Por increíble que parezca.