TENSIÓN EN CHIHUAHUA ANTE LA ORDEN DEL GOBIERNO DE RECUPERAR CONTROL DE LA PRESA EN MANOS DE AGRICULTORES

 

  • Comandos de la Guardia Nacional siguen llegando a la presa La Boquilla para emprender el desalojo de los campesinos, luego de que fueron humillados
  • AMLO sigue culpando a exgobernadores de la protesta; estos acusan al gobierno federal de arbitrario

 

Por Agencias SFAS/Chihuahua.- La presa La Boquilla está convertida en el epicentro de un conflicto nacional e incluso internacional, que el gobierno federal está resuelto a resolver a sangre y fuego; primero la Guardia Nacional ejecutó a dos agricultores que protestaron en el embalse y luego instruyó el envío de más militares a la zona para desalojar a los manifestantes.

Anoche, fue de tensión, ante la llegada de más militares disfrazados de Guardia Nacional, en tanto los agricultores reforzaron la defensa de la presa.

Desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador,  acusa que en el movimiento están metidas las manos de exgobernadores y de autoridades locales, y por tanto pide la intervención de la Fiscalía General de la República para que se investiguen los hechos.

En tanto, los aludidos acusaron al gobierno federal de soberbio y represor por no atender las demandas de los productores locales, que exigen a AMLO una explicación sobre el agua que se sigue suministrando a Estados Unidos por un tratado que data de casi 80 años.

Desde la tarde del jueves los productores advirtieron que resguardarían la presa ante la sospecha de que la Guardia Nacional intentaría retomar el control de la misma y al filo de las 22:00 horas, la cabecera municipal de San Francisco de Conchos y toda el área de La Boquilla se quedó sin energía eléctrica.

De igual manera, se reportó que en el lugar donde se encuentran las turbinas se cayó la señal de celular e internet.

El alcalde de San Francisco de Conchos, José Ramírez Carrasco, señaló también que un grupo de infiltrados ingresó a la zona de las turbinas para provocar un incendio derramando Diesel entre basura, además dijo que estas personas habrían dejado dos veladoras, paquetes con ropa llena de gusanos y dos ramos de flores, esto cerca de la turbina que se cerró al quitarle la custodia de la presa a la Guardia Nacional.