XÓCHITL GÁLVEZ “DESNUDA” LA HIPOCRESÍA Y CORRUPCIÓN DE LA 4T; PONE EN SU LUGAR AL SENADOR NOROÑA

 

 

  • Denuncia que sacaron a subasta 49 toneladas de acero que costó 25 mil pesos cada tonelada y que este gobierno le pagó a las empresas 2,400 millones de pesos
  • Quieren vender acero bueno, como chatarra, estamos hablando de 600 millones de pesos que alguien se va a embolsar
  • Las 10 universidades interculturales bilingües que se construyeron hoy están abandonadas

 

Por Pedro Pablo Jaramillo/Julio, 2020.- La senador Xóchitl Gálvez “desnudó” la hipocresía y corrupción con la que opera el gobierno de la cuarta transformación, al responder a señalamientos del diputado federal petista José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña.

Todo derivo cuando la panista solicitó se aprobara el ingreso básico universal para los mexicanos que se quedaron sin empleo por el coronavirus, pero dado que no lo quieren aprobar y les gusta hablar del pasado, les habló del pasado.

En se sentido, dijo que en la administración en la que trabajó, tenía dinero para el Instituto Nacional de Mujeres Indígenas. La de ustedes sí que es hipocresía. Saben que se construyeron 10 universidades interculturales bilingües que hoy están abandonadas.

“Hoy las casas de la Mujer Indígena, esas que tanto les preocupan, esas que han sido su slogan de campaña, están abandonadas. Las casas de la Mujer Indígena tuvieron un recorte brutal de presupuesto y es un lugar donde se defiende a las mujeres de la violencia, donde se práctica la medicina intercultural, porque no le tienen confianza a los médicos que no son de su comunidad o que no hablan su lengua”, expuso.

“Esas casas, están abandonadas por este gobierno. Hoy tenemos la noticia de que subieron los feminicidios, porque creemos que contando hasta diez, los hombres dejarán de ser violentos”, acusó.

ACERO DE PRIMERA LO VENDEN COMO CHATARRA

En ese sentido, puntualizó, “Eso sí que es hipocresía, la verdad, a mí me parece grave que no hayamos hablado de lo que está pasando en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. ¿Saben que se sacaron a subasta 49 toneladas de acero que costó 25 mil pesos cada tonelada? Y que este gobierno le pagó a las empresas 2,400 millones de pesos, y que solo están instaladas 17 mil toneladas. ¿Dónde están las otras 32 mil toneladas? Están en los almacenes”.

“Quieren vender acero bueno, como chatarra, estamos hablando de 600 millones de pesos que alguien se va a embolsar. Eso sí que es hipocresía. Entonces, estamos hablando con la verdad, no se ha acabado la corrupción, por más que digan”.

 

LAS COMPRAS DEL IMSS

“Veamos las compras del Seguro Social, asignaciones directas por miles de millones de pesos, ventiladores que costaban 400 mil pesos y los quisieron vender en un millón y medio de pesos. ¿Y qué creen? Era el hijo de Manuel Bartlett, ese que es su sinónimo de honorabilidad y de honestidad, ese que presumen tanto, como una de las personas más probas y es uno de los más corruptos de este país, y ese es parte de la Cuarta T. Esa sí que es hipocresía”.

“Apoyar a los mexicanos que no tienen dinero, eso sí no es hipocresía, eso es solidaridad, y su gobierno está obligado a hacerlo. Está obligado porque tiene los recursos para hacerlo, para palear el dolor de millones de mexicanos, y lo saben perfectamente”.

“Saben que es absolutamente falso que los recursos estén llegando al 70 por ciento de las familias. No habría tantas personas tocando las empresas, y yo no soy amiga de los empresarios, yo soy empresaria, yo sé lo que es generar trabajo me lo he ganado”.

“Vengo diputado, de un lugar duro, del Valle del Mezquital, nadie nos ha regalado nada, me gusta trabajar, y antes que usted, yo ya andaba en la montaña de Guerrero, en la Sierra Sur de Oaxaca, en la Sierra Tarahumara, hace muchos años, hace 28 años, así que no me tiene que venir a dar clases aquí lo que es ser hipócrita. Yo voté a favor de los programas sociales de este presidente, porque creo en él. Creí en su mensaje de primero los pobres, creí en su mensaje de que se acabaría la corrupción y es totalmente falso, ahí están las enésimas casas de Manuel Bartlett, que no se han querido investigar.

“Hoy sale lo que ha hecho el delegado de Guerrero, Sandoval, con sus casas que no declaró y que pidiendo a la gente que repitan su nombre en los discursos de campaña. Eso sí es hipocresía diputado, así que vámonos entendiendo”, remató.