EL GOBIERNO MORENISTA DE ADÁN LÓPEZ PROTEGE RAPIÑA DEL EXRECTOR DE LA UJAT, JOSÉ PIÑA; EL HERMANO DEL SAQUEADOR ES ASESOR DEL MANDATARIO

 

  • Hasta lo reciben con fanfarrias en Palacio de Gobierno; andan bailando más de 600 mdp que mantienen en riesgo de quiebra a la universidad
  • Trasciende que parte de ese dinero fue a parar a la campaña de Morena y por ello el trato que le dan a quien quebró la finanzas de la universidad

 

Por Pedro Pablo Jaramillo/Villahermosa, Tab.- La Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) se encuentra al borde de la quiebra ante el boquete financiero que dejó la rectoría que encabezó José Manuel Piña Gutiérrez, hoy protegido por el gobierno morenista de Adán Augusto López Hernández.

La cofradía en el poder no sabe qué hacer con este caso, pues desde la nueva Rectoría se sienten amarrados de manos, pues uno de los principales ‘asesores’ del mandatario, es nada menos que el notario Jesús Piña Gutiérrez, pieza clave también en el equipo de transición, hermano del exrector que supuestamente vació la caja con más de 600 millones de pesos.

El conflicto crece día con día, pues el actual rector Guillermo Narváez Osorio, ha llamado a realizar fuertes recortes e incluso sugirió que a los trabajadores solo les dieran la mitad del aguinaldo y prestaciones, para poder soportar parte de la emergencia financiera, lo que ha levantado protestas que podrían extenderse a las calles con el respaldo de los estudiantes, que claman cárcel para los responsables de la quiebra.

Ante la exigencia de llevar a prisión a los responsables del quebranto, el exrector José Manuel Piña Gutiérrez, fue recibido en Palacio de Gobierno, sede del Poder Ejecutivo donde despacha el ‘gran carnal’ Adán Augusto López, sitio en el que busca negociar su salvación y que paguen los de abajo por el atraco.

Aunque se dice que el hermano del notario Jesús Piña, muy cercano a Adán Augusto, tiene varios ases en la mano, como por ejemplo, se dice, que desde la UJAT se financió a Morena en el paso proceso electoral y muchos de los catedráticos hoy de ‘izquierda’ tuvieron usufrutuando sus plazas sin dar golpe o enviar a suplentes.