INÚTIL GOBERNADOR DE TABASCO SE PROMOCIONA PARA QUE AMLO LO INCLUYA EN SU GABINETE

  • Adán Augusto está desesperado por agarrar hueso federal para bajar la presión en el estado en donde impera la ingobernabilidad, delincuencia, hambruna y muchos males, aparte de la pandemia e inundaciones
  • Sí no es porque compró la elección el 6 de junio, las cuentas no le saldrían hoy en día como festina con sus “triunfos” a los que le invirtieron carretadas de dinero
  • Aunque se insiste que en su momento, la 4T le dará una salida decorosa para no poner en riesgo la sucesión en Tabasco

 

 

Por Agencias SFAS/Villahermosa, Tab.- Sus promotores están desesperados porque el Presidente Andrés Manuel López Obrador incluya al inútil –así lo califica la gente- gobernador morenista de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, en su gabinete para ser considerado un “serio” aspirante a la presidencia de la República.

Por todos los medios a su alcance es promocionado porque logró el carro completo en las pasadas elecciones para el Congreso federal y estatal, y Morena triunfo en 14 de los 17 ayuntamientos, pero perdió la ‘joya de la corona’, Paraíso, donde se construye la obra emblemática de AMLO, la refinería Dos Bocas.

Cabe señalar, según morenistas de aquel municipio, fue por capricho del gobernador que se impuso a su ‘amiguisima’ Bety Milland como candidata, -de igual forma había llegado al Congreso local por imposición-, con el fin de quedar bien con la cofradía de los Rivero. Y perdió de calle ante una perredista.

Todavía ayer, en la ‘mañanera’ le preguntaron al Presidente si el gobernador que compró la elección del pasado 6 de julio –según acusan partidos de oposición- era elegible para su gabinete, a lo que respondió que sí, pero que mejor se quedará a gobernar la ‘República del Chocolate’.

No obstante tal aseveración clara y precisa, sus publirrelacionistas -incluida la televisora oficial- se volcaron señalando que podría integrarse al gabinete de AMLO en cualquier momento por ser una gente ‘honesta y casta’.

Aunque si se insiste que se le dará una salida decorosa de la cuarta transformación, toda vez que sí perdió Paraíso, donde se construye la obra emblemática del Presidente, no se vaya a perder la próxima elección en el Estado, donde los delfines de AMLO ya caminan, pero que el cacique local quiere que sea una o uno de su cuadra el que lo sustituya, cuando hay compromisos pactados que deberán cumplirse.