IMPARABLE EL ROBO DE GANADO EN CHIAPAS; LA FISCALÍA DE COMBATE AL ABIGEATO, UN ADORNO

  • Ganaderos aseguran que la Fiscalía de la Zona Norte es un elefante blanco
  • En Reforma se robaron 13 becerros que se encontraban en un rancho de la ranchería Zaragoza

Por Isaac Mendiola/SFAS/Reforma, Chiapas; 25 de agosto, 2024.-El robo de ganado en la región está imparable, causando grandes pérdidas a los productores. Mientras la delincuencia orilla a los cuerpos policiacos a replegarse a balazos y otros son evidenciados de estar ligados a ellos.

En esta localidad, los ranchos ganaderos son atacados por los cuatreros modernos, quienes, según investigaciones, con drones vigilan y sobrevuelan los terrenos, marcando los más fáciles de robar y luego proceden a entrar y llevarse los semovientes ya en pie de embarque.

Se dice entre los mismos rancheros, que es una red muy poderosa que opera en la región y que tendría conexiones nacional e internacional, pero que además podría ser que autoridades cómplices formen parte de este grupo o les estén dando protección.

Cabe recordar que hace algún tiempo, fuerzas especiales de la capital chiapaneca, en un operativo conjunto, llegaron hasta este municipio y se llevaron esposado al fiscal Liévano N. y a un ranchero de nombre Gerardo N, que se encuentra preso en un reclusorio de este estado, ya que tenían una red de cuatreros que operaban en la zona y fueron denunciados por los ganaderos de la región.

Razón por la que se presume, que células de esa misma mafia podrían haberse fortalecido y con la complicidad de autoridades corruptas, hayan vuelto al negocio.

En la ranchería Zaragoza, en el rancho de Emilio Ramos Villamil, se robaron 13 becerros con el fierro ERV; el dueño del hato ha buscado a sus semovientes infructuosamente, razón por la que acudió a este medio para pedir la cooperación de la sociedad, en virtud de que la Fiscalía de la Zona Norte es un elefante blanco.

Número de celular del agraviado 9171279947, por si alguien ve a sus becerros le avise inmediatamente y no a la policía, no se vayan a volver a perder.