ANTE LA ESCASA VENTA DE BILLETES DE LA RIFA SIMULADA DEL AVIÓN PRESIDENCIAL, GOBERNADOR MORENISTA DE TABASCO OPERA COMO ‘NIÑO GRITÓN’ REGALANDO ‘CACHITOS’ A FUNCIONARIOS

  • Como lacayo de Palacio Nacional, marcar línea a fin de que sus subordinados compren billetes y saquen adelante la venta

 

Por Pedro Pablo Jaramillo/Villahermosa, Tab.- Ante la escasa venta en el populacho de billetes de la rifa simulada del avión presidencial (este 15 de septiembre), los gobiernos y legisladores morenistas montaron un operativo sin precedentes para salvar este proceso y no se vea como un fracaso para el mandamás de Palacio Nacional.

Se pusieron a la venta 6 millones de boletos y el avance apenas es superior al 30%.

Tan es así que el gobernador morenista de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, como un lacayo más del altiplano, desembolsó 100 mil pesos para comprar varias series y se convirtió en ‘niño gritón’ regalando a sus funcionarios ‘cachitos’ a fin de apoyar la venta de la Lotería Nacional.

Claro, para el mandatario es como ‘quitarle un pelo a un gato’, con una Notaría que le regaló un gobierno priístas, que por cierto se vio envuelto en el escándalo de la compra fraudulenta de un edificio del Instituto Electoral, más las diputaciones locales, federal y una senaduría, que logró gracias al ‘chapulineo’ de pertenecer al PRI, al PRD y ahora a Morena.

Pues bien, el ‘chafirete’ morenista ya inició el regaló del año, con la consigna de que sus funcionarios, si obtienen el premio mayor, deberán donar la mitad a sus ‘actividades altruistas’, pero con ello trazó la línea para que todos los funcionarios hagan lo propio y por debajo del agua se les está diciendo a los burócratas que se mochen de igual forma, en ‘agradecimiento’ al gran Tlatoani.

A como van las cosas, la mayoría de los ‘cachitos’ tendrán que ser regalados, tal como ocurrió en Guerrero y Oaxaca, donde los boletos para la rifa del avión presidencial fueron ‘donados’ en escuelas públicas, que según las autoridades, forman parte del lote de 400 mil cachitos que adquirió un empresario anónimo, claro este ente de la iniciativa privada sin duda alguna recibirá jugosas obras a cambio de su contribución.

Una inversión del citado empresario fue de 200 millones de pesos en billetes para ser distribuidos en los municipios vulnerables de México y participar en el sorteo del 15 de septiembre, en el que se darán 100 premios de 20 millones de pesos.

El 10 de marzo comenzó la venta de billetes de lotería del lujoso avión presidencial, que en realidad es un sorteo simulado, pues el premio no será finalmente la aeronave sino una bolsa de dinero equivalente al valor del Boeing 787-8.