• La capital tabasqueña ni es Villa ni mucho menos es Hermosa; las autoridades morenistas la mantienen en el peor desastre de la historia
  • Yolanda Osuna no pudo con el paquete, es un caos toda la ciudad y las vías cortas las volvió largas con tanto hueco por sus fracasadas obras

Por Pedro Pablo Jaramillo/SFAS/Villahermosa, Tabasco; 29 de agosto, 2023.- Las entradas y salidas a la capital tabasqueña son una vergüenza, son horas de larga espera y estrés que agobian a los cientos automovilistas que caen en la desesperación a todas horas cuando pretenden ingresar a la ciudad.

Los huecos están por doquier e inclusive hasta para los peatones que caminan por las diferentes aceras con un peligro por tantas alcantarillas abiertas, como ocurrió con Eliot y su perrito, un italiano que allá por la zona de Altabrisa estuvo a punto de morir tragado por uno de esos huecos.

Ni que decir de la infraestructura de la ciudad que se quedó corta ante la creciente ola vehicular, se arman hasta 3 filas en carriles que a duras penas entran dos unidades. No hay control, ni hay futuro vial.

Mientras eso sucede, los elementos de Tránsito del estado duermen en sus laureles y no hay quien agilice la circulación; al fin, Villahermosa es la ciudad pérdida entre la delincuencia y los miles de baches y hoyos, todas sus vías están intransitables.

Mientras las corcholatas presidenciables, sólo llegan a dejar el defeco y la promesa de que le irá bien a los tabasqueños.

¿Pero qué hacen por el municipio de Centro? ¡Nadaaaa!, responde el pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *