¿CON EXGOBERNADOR CORRUPTO, ROSALINDA SE APODERARÁ DE TABASCO?

Compartir en redes...

 

  • Manuel Velasco la destapó para la gubernatura y quedar bien con el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández
  • Los neomorenistas pretenden con carretadas de dinero seguir como dueños del corredor petrolero e hídrico del país

 

 

Por Isaac Mendiola Z./SFAS/ Quieren a toda costa mantener el poder en dos estados claves, petroleros e hídricos: Tabasco y Chiapas. Los López Hernández no dejarán escapar la oportunidad que les brinda Morena y estar en el primer plano nacional con la corcholata de Adán Augusto López Hernández como secretario de Gobernación.

Para ello, los aliados deslizan y hacen notar ya los intereses políticos que hay de por medio. Nada se les negará, porque las carretadas de dinero estarán a la orden del día, como lo estuvieron en el pasado para consolidar el movimiento que hoy les garantiza porvenir y protección.

Aun cuando ha permanecido fuera de los reflectores locales, la funcionaria del SAT y esposa del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, su equipo sigue trabajando, se agrupa y se alinea.

Saben que de la designación de la candidata o candidato, aunque se dice será por encuesta, la última decisión estará en manos del hombre de Palacio Nacional, pues es su tierra en la que no hay que dejar cabos sueltos para el futuro, por estar muy cerca “La Chingada”.

MI CORAZÓN CON TABASCO

En su más reciente visita a Tabasco, la administradora General de Auditoría Fiscal Federal, Rosalinda López Hernández, sostuvo que, aunque no permanezca en el estado, siempre lleva a Tabasco en el corazón.

Apuntó que el interés de servir al estado siempre lo ha tenido presente.

La primera ruta para que Rosalinda logre la plaza es la posibilidad de que su partido postule a una mujer por equidad de género, esta faceta no está clara porque el INE no ha emitido las reglas del juego.

El principal obstáculo que enfrenta Rosalinda es la lucha que mantiene la corriente de los fundadores o duros contra el grupo de los neomorenistas, que encabeza precisamente su hermano el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, que le ha dado cabida a los más rancio y corrupto que emigro del PRI y de otros partidos.

Los duros quieren un fundador como gobernador, y se representan en la figura de Javier May Rodríguez y Octavio Romero Oropeza, que tienen el aval y respaldo del hermano del Presidente de la República, José Ramiro López Obrador, que ha dicho que hay de “López” a “López”, en alusión a los del equipo de Adán Augusto.

EL DESTAPE DE VELASCO

Los intereses políticos afloran. El exgobernador chiapaneco, el más corrupto que haya tenido esa entidad y perdonado por el poder en turno, se placea como el destapador, y que mejor que hacer la chamba para que su amiga Rosalinda López sea la elegida. Una presión para los fundadores y también para el INE.

Velasco Coello se volcó con todo: “Está preparada, es talentosa y conoce el estado como la palma de su mano. Ha llegado la hora de las mujeres en Tabasco”.

“Creo que sería importante que ella esté en la ruta de encabezar el proyecto de las mujeres a la gubernatura de Tabasco y no hay mejor candidata que ella”, expuso en el destape.

LO ACUSARON DE DESVIAR RECURSOS

En 2015, Velasco Coello, como gobernador, fue señalado de desviar recursos del erario para destinarlos a Tabasco, donde apoyaba la campaña de Rosalinda López a la alcaldía de Centro por el PVEM; ya era esposa de Rutilio Escandón, presidente del Tribunal de Justicia de Chiapas.

Rosalinda López Hernández, fue diputada local de Tabasco, y también senadora de la República, abanderada por el Partido de la Revolución Democrática, compartiendo las curules con Manuel Velasco, que en ese entonces era senador por el Partido Verde Ecologista de México, cosechándose una amistad de intereses políticos.

Rosalinda y Velasco fueron senadores en el período 2006-2012; ella contrajo nupcias en 2013 con Rutilio Escandón, siendo testigo del novio el gobernador de Chiapas y de la novia el de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, el mandatario más corrupto que ha tenido Tabasco.

Tras la ruptura de interés de Rosalinda López y Arturo Núñez, la esposa de Rutilio Escandón renunció al PRD y se unió al PVEM, de esta forma la hicieron candidata a la alcaldía, coalición en la que participó también el PAN.

Cabe hacer mención que Andrés Manuel López Obrador, también en campaña de aquel entonces, denunció que Manuel Velasco compraba votos en Tabasco en contubernio con ‘distinguidos’ políticos para favorecer a Rosalinda López.

***Información publicada en la edición impresa SFAS-Octubre

Compartir en redes...