Comentando la noticia

Comentando la noticia

Alfonso Carbonell Chávez

 

“Libres por la palabra libre”: Felicidades al diario Contra Poder en Chiapas, por su 2º Aniversario. Un abrazo fraterno a su director José Adriano”. Salu2 todos.

 

Libertad de expresión… la consigna

 

Ah qué difícil hablar del tema sin poder evitar caer en lugares comunes cómo; la libertad de expresión es la mayor de las libertades o; la libertad de manifestación de las ideas es un bien consagrado en la constitución y bla, bla, bla. Si no díganselo a Manuel Buendía o más recientemente a Rubén Espinoza que ya no están más para oírlas. ¡No si por discursos no paramos!, como tampoco por buenas intenciones manifestadas incluso por el propio presidente Enrique Peña Nieto cuando apenas un par de días atrás y con motivo a la XXXIII reunión de la Conferencia Nacional de Procuradores de Justicia del país, hizo suyo el llamado de la sociedad en acabar con la represión, desaparición y muerte de periodistas y defensores de derechos humanos provengan de donde  provengan (¡cof, cof!) dichos atentados, al tiempo de pedir enérgicamente que sobre el multihomicidio de la Narvarte, no se descarte ni una sola línea de investigación hasta que no se esclarezca a cabalidad este asunto. Si bien no fue literal bien podríamos resumir así el mensaje. ¿O qué no?

 

Libertad de expresión… que difícil expresión sobre todo en tiempos como los que corren en donde la autocensura de medios y periodistas en particular, los más y no es justificación lo aclaro, establecen una línea imaginaria a dos fuegos; la de su editor en caso de los medios escritos inclusive electrónicos, y por otro la que marca la línea oficial desde el propio gobierno. Difícil balanza. Realidad que desborda la propia y particular realidad. Realidad que sin embargo y pese al sometimiento y juicio inquisidor citando a un grande entre los grandes se comenta en voz queda; “y sin embargo se mueve”. (Eppur si mouve) Galileo Galilei. (Filósofo, astrónomo, físico, ingeniero y matemático italiano/ 9 de febrero de 1564, Pisa-8 de enero de 1642, Florencia)

 

No trato ni remotamente someterme al” harakiri” de la autocrítica, no soy quién  aunque sí para quién me escuche. Podríamos incluso cuál émulos del silencio de los tiempos gritar ¡ya basta!, y la verdad estimo ni siquiera entenderíamos a cabalidad el concepto. ¡Ya basta de qué!, sería mi primera respuesta en son de pregunta; basta de pobreza, basta de corrupción, basta de malos gobiernos, basta de simulación sí ¡basta ya de tantas bastas que no nos atrevemos a gritar que ya basta! Basta pues de la censura gubernamental y basta ya de nuestra autocensura.

 

No trato de confundir a nadie con esto que pareciera un artificio de palabras, sino en verdad quisiera mandar un mensaje a quien lo quiera escuchar. Los señores del gobierno se equivocan, una vez más, si creen que teniendo una prensa maniatada lo que hacen y hacen mal pudiera escapar con o sin nuestro concurso del juicio de la propia sociedad. Ya ni que decir de la historia. Porque si las cosas se hacen bien ¡excelente!, de eso se trata y aun siendo su responsabilidad, nadie tendría el más mínimo empacho de citarlo, de reconocerlo. De difundirlo. Tal vez no han entendido que el papel de los medios no es crucificar al gobernante, ensartarle una crítica lanza en el costado hasta verlo desangrar y morir. No. Además sabemos que antes del tercer día resucitaría elevando su omnipresencia desde los mismos cielos. Insisto no. Es sí decirle al que gobierna y quienes lo acompañan, que no se vale tanta ignominia y que cuando esta sale a flote deben tomarse acciones inmediatas y corregirlas. No se les pide nada de lo que ellos mismos no se hayan comprometido a cumplir y hacer cumplir. Les quede claro.

 

La prensa y los periodistas que la hacen, podemos convertirnos quizá, en el mejor aliado del gobierno del nivel que sea pues no es posible que lo que vemos los periodistas y que concilia con la visión de la sociedad no lo puedan ver quienes les corresponden ejercer el poder y los recursos. ¡Me cachis! Ah y así nos podemos pasar toda la vida pero cada día que pasa el ojo visor de la propia sociedad y de los medios extendidos a través de las redes sociales, les irán develando sus yerros y desvelando sus espíritus. Pregunto no se esponjen; señor secretario de gobierno ¿qué acaso le es tan difícil tener la información oportuna, confiable y analítica de los movimientos sociales antes de que estos hagan crisis? Si no le es posible o no sabe cómo hacerse de ésta, ¡renuncie! Y pongo solo este ejemplo por la trascendencia y responsabilidades de esta posición estratégica de cualquier gobierno. Pero lo mismo podríamos hablar de la de Transporte, que de la de Seguridad. En fin.

 

Libertad de expresión… sin pena ni gloria. Así pues y a modo de reflexión y sin dejar de apuntalar mi dedicatoria de hoy por los primeros dos años de una alternativa de comunicación en nuestro nublado cielo informativo; ¡Ah y sin desdoro obviamente de ninguno otro que me merecen mi respeto y ya sabrán los lectores si igualmente lo comparten!, reitero mi felicitación a todos y cada uno de los que día a día hacen posible que Contra Poder vea la luz en nuestro amado Chiapas! (Aunque los voceadores lo vendan a escondidas je). Para finalizar, qué decís; una cita del Prócer Belisario Domínguez.

 

“La verdad es ésta: durante el gobierno de don Victoriano Huerta, no solamente no se hizo nada en bien de la pacificación del país, sino que la situación actual de la República, es infinitamente peor que antes: la Revolución se ha extendido en casi todos los estados; muchas naciones, antes buenas amigas de México, rehúsanse a reconocer su gobierno, por ilegal; nuestra moneda encuéntrase depreciada en el extranjero; nuestro crédito en agonía; la prensa de la República amordazada, o cobardemente vendida al gobierno y ocultando sistemáticamente la verdad; nuestros campos abandonados; muchos pueblos arrasados y, por último, el hambre y la miseria en todas sus formas, amenazan extenderse rápidamente en toda la superficie de nuestra infortunada patria”. (Sin comentario)

Ya de salida

Ayer y conforme a una cita previa que de manera electrónica habíamos hecho mi esposa y yo para acudir a las oficinas del INE local para renovar nuestra credencial de elector y de identificación (recuérdese que ese es el gancho principal para tenerla, es decir no la de ejercer el voto que ya se ha visto la mitad no vota sino para realizar todo tipo de trámite), nos trasladamos a las oficinas que se encuentran allá por la colonia Chapultepec. Bajo un aguacero por ahí de las 5:30 de la tarde por fin llegamos. Cuál fue mi sorpresa que en el pequeño lugar se encontraban, sin exagerar, unas doscientas personas. De entrada claro me impactó pues dije mi esposa tiene cita a las 5:38 y yo a las 6:15 ¡uta!, pues cuando voy a salir…// Pero no, afortunadamente la cosa estuvo así; había personas que como nosotros, en efecto, teníamos ya cita acordada cosa que se respetó cronométricamente con reloj en mano. Otras, las más, ya iban a recoger su credencial. Otro tanto pues iban a la buena de dios a ver si había tiempo y con suerte de una vez los atendían. Concluyo; no puedo más que reconocer al personal del INE que siempre con una sonrisa y con eficiencia fueron atendiendo a los impacientes demandantes. Todo sea por ir a cobrar los cheques je. No en verdad, para ir a votar aunque luego el INE y el IEPC no respeten mi voto…// Me queda claro. Salu2